Para calentar el agua de tu piscina, debes saber qué tipo de piscina tienes, su tamaño, la capacidad del agua de la piscina y las condiciones ambientales, entre otros aspectos a tener en cuenta.

Veamos paso a paso cómo puede determinar lo que necesitas para conseguir la temperatura adecuada para el agua de su piscina. 

Empecemos por ver los sistemas existentes para calentar el agua de la piscina y luego veamos cómo se pueden adaptar a sus necesidades específicas.

Sistemas de climatización

Es un sistema de calefacción que funciona en base a las leyes de la termodinámica captando el calor del ambiente para transmitirlo al agua. De esta forma, el consumo de energía es menor. Adicionalmente, cuando el agua consigue la temperatura adecuada la bomba trabaja a menor potencia. Esto se refleja en un menor consumo de energía.  

Es un sistema de calefacción de agua que funciona a través de una resistencia eléctrica que se calienta, transfiere calor directamente al agua y la regresa a la piscina.

Es un sistema de climatización de la piscina que se vale de un sistema de calefacción externo, como la caldera de la calefacción del hogar, para cuidar el agua fría y devolverla caliente hasta la piscina. 

Ahora que sabemos qué sistemas existen para calentar el agua de una piscina, vamos a ver qué tipos de piscinas tenemos y qué necesitamos para calentarlas.

Existen diferentes tipos de piscinas, cubiertas o al aire libre, elevadas, enterradas, semienterradas y elevadas, cada uno de estos tipos de piscinas tiene unos requisitos específicos a la hora de instalar un sistema de calefacción. 

Por ejemplo, una piscina desmontable no tiene los mismos requisitos que una piscina semiolímpica cubierta. 

Pero veamos más de cerca, sin entrar en detalles, qué tipos de piscinas existen y qué se necesita para calentar el agua.

Tipos de piscinas

Piscina interior o cubierta

Por lo general, se construyen piscinas que pueden utilizarse durante todo el año gracias al cerramiento que las protege de la intemperie.

Para calentar el agua de la piscina cubierta, se puede utilizar un sistema de aire acondicionado llamado bomba de calor, que permitirá utilizarla incluso en los meses más fríos del invierno, según el clima. Puede encontrar bombas de calor que normalmente funcionan hasta -10ºC.

También puede utilizar un sistema de intercambiador si tiene una caldera dedicada o de gran potencia.

Además, necesitará un deshumidificador para ayudar a condensar el agua que se evapora por efecto del calor y así evitar que se cree un ambiente incómodo por la humedad.

Piscina exterior

Dentro de esta categoría de piscinas hay varios tipos, de cemento, de acero inoxidable, prefabricadas, con revestimiento de poliéster, etc., para este tipo de piscinas lo más habitual es utilizar un sistema de calefacción que permite alargar la temporada de baño durante unos meses, dependiendo de la zona geográfica y de la cantidad de sol a la que esté expuesta.

Necesitará un sistema de calefacción, como una bomba de calor o un intercambiador de calor, así como una manta térmica para ayudar a mantener la temperatura del agua.

Piscina desmontable

Estas piscinas más pequeñas están diseñadas especialmente para los meses de verano, pero su uso puede prolongarse un poco más dependiendo de la zona geográfica y de la cantidad de sol a la que estén expuestas.

Dependiendo de su tamaño, puede utilizar un sistema de calefacción, como un calentador eléctrico o un intercambiador de calor, así como una manta térmica para ayudar a mantener la temperatura del agua. 

Si quieres saber qué tipo de bomba de calor necesitas para tu piscina, te invitamos a leer este post en el que te contamos cómo calcular el tipo de bomba de calor.

En definitiva, para calentar el agua de su piscina que necesita:

Asegúrate de que esté fría. No es ninguna broma, porque si el agua está a la temperatura adecuada, el uso de la bomba puede suponer un daño para la salud y un consumo innecesario de energía.

En Vestatex podrá encontrar un amplio catálogo de sistemas de climatización para elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.

También puede interesarte...

Para calentar el agua de tu piscina, debes saber qué tipo de piscina tienes, su tamaño, la capacidad del agua de la piscina y las condiciones ambientales, entre otros aspectos a tener en cuenta.

Veamos paso a paso cómo puede determinar lo que necesitas para conseguir la temperatura adecuada para el agua de su piscina. 

Empecemos por ver los sistemas existentes para calentar el agua de la piscina y luego veamos cómo se pueden adaptar a sus necesidades específicas.

SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN MÁS COMUNES

BOMBAS DE CALOR PARA PISCINAS

Es un sistema de calefacción que funciona en base a las leyes de la termodinámica captando el calor del ambiente para transmitirlo al agua. De esta forma, el consumo de energía es menor. Adicionalmente, cuando el agua consigue la temperatura adecuada la bomba trabaja a menor potencia. Esto se refleja en un menor consumo de energía.  

CALENTADOR ELÉCTRICO PARA PISCINAS

Es un sistema de calefacción de agua que funciona a través de una resistencia eléctrica que se calienta, transfiere calor directamente al agua y la regresa a la piscina.

INTERCAMBIADOR

Es un sistema de climatización de la piscina que se vale de un sistema de calefacción externo, como la caldera de la calefacción del hogar, para cuidar el agua fría y devolverla caliente hasta la piscina. 

DESHUMIDIFICADORES

Es un sistema de paneles solares de polietileno, de elevado peso molecular. El agua es bombeada a través de los paneles que transmiten el calor captado del sol directamente al agua y la redirigen hasta la piscina. 

Ahora que sabemos qué sistemas existen para calentar el agua de una piscina, vamos a ver qué tipos de piscinas tenemos y qué necesitamos para calentarlas.

Existen diferentes tipos de piscinas, cubiertas o al aire libre, elevadas, enterradas, semienterradas y elevadas, cada uno de estos tipos de piscinas tiene unos requisitos específicos a la hora de instalar un sistema de calefacción. 

Por ejemplo, una piscina desmontable no tiene los mismos requisitos que una piscina semiolímpica cubierta. 

Pero veamos más de cerca, sin entrar en detalles, qué tipos de piscinas existen y qué se necesita para calentar el agua.

PISCINA INTERIOR O CUBIERTA

Por lo general, se construyen piscinas que pueden utilizarse durante todo el año gracias al cerramiento que las protege de la intemperie.

Para calentar el agua de la piscina cubierta, se puede utilizar un sistema de aire acondicionado llamado bomba de calor, que permitirá utilizarla incluso en los meses más fríos del invierno, según el clima. Puede encontrar bombas de calor que normalmente funcionan hasta -10ºC.

También puede utilizar un sistema de intercambiador si tiene una caldera dedicada o de gran potencia.

Además, necesitará un deshumidificador para ayudar a condensar el agua que se evapora por efecto del calor y así evitar que se cree un ambiente incómodo por la humedad.

PISCINA EXTERIOR

Dentro de esta categoría de piscinas hay varios tipos, de cemento, de acero inoxidable, prefabricadas, con revestimiento de poliéster, etc., para este tipo de piscinas lo más habitual es utilizar un sistema de calefacción que permite alargar la temporada de baño durante unos meses, dependiendo de la zona geográfica y de la cantidad de sol a la que esté expuesta.

Necesitará un sistema de calefacción, como una bomba de calor o un intercambiador de calor, así como una manta térmica para ayudar a mantener la temperatura del agua.

PISCINA DESMONTABLE

Estas piscinas más pequeñas están diseñadas especialmente para los meses de verano, pero su uso puede prolongarse un poco más dependiendo de la zona geográfica y de la cantidad de sol a la que estén expuestas.

Dependiendo de su tamaño, puede utilizar un sistema de calefacción, como un calentador eléctrico o un intercambiador de calor, así como una manta térmica para ayudar a mantener la temperatura del agua.

Si quieres saber qué tipo de bomba de calor necesitas para tu piscina, te invitamos a leer este post en el que te contamos cómo calcular el tipo de bomba de calor.

En definitiva, para calentar el agua de su piscina que necesita:

Asegúrate de que esté fría. No es ninguna broma, porque si el agua está a la temperatura adecuada, el uso de la bomba puede suponer un daño para la salud y un consumo innecesario de energía.

En Vestatex podrá encontrar un amplio catálogo de sistemas de climatización para elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad ténica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.

Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a nosotros que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.